INGREDIENTES

Pollo: El pollo es una carne blanca, baja en grasa y alta en proteína. Sus proteínas promueven el desarrollo ya la buena salud muscular, el pollo es rico en triptófano, que proporciona sensaciones reconfortantes, los huesos de pollo contienen la ratio correcta de calcio/fósforo que los perros necesitan. ¡Así que mantienen sus huesos y dientes fuertes! Por su contenido en vitamina A y sus derivados, el pollo contribuye a la buena salud ocular del perro.

 

 

Brócoli: El brócoli es un vegetal que es un excelente comida o premio para perros. Sus beneficios son fuente de Vitamina C y K, Vitamina A, manganeso y fibra, aparte de ser una planta crucífera la cual tiene un contenido importante de isotiocianatos que previenen el desarrollo del cáncer.

 

Habichuelas: Buena fuente de vitamina C, K y A, manganeso y fibra.

Zanahorias: Gran fuente de vitamina A, buena fuente de vitamina K y C, fibra y potasio. Gracias a la vitamina A y a los carotenos, la zanahoria es muy buena para la salud dérmica del animal, También evita problemas oculares como las cataratas. y en caso de animales gestantes aumenta el volumen sanguíneo y la producción de leche.

 

 

Espinacas: son una fuente de agua, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, luteína, folatos y Vitaminas B1, B2, B3, B6, E y K.

 

 

Remolacha: es una gran fuente de fibra, sodio, potasio, magnesio, calcio, betanina y vitaminas A y C. Además, está comprobado que es un gran regenerador hepático.

 

Acelga: tiene altos porcentajes de minerales como potasio, magnesio, yodo, sodio, hierro y calcio, ideales para complementar una dieta carnívora. Por su alto contenido en agua es buena para problemas de cálculos renales, así como problemas de estreñimiento. Es diurética y ayuda a combatir las anemias no por el hierro que aporta si no por el contenido tan alto en vitamina C que ayuda a absorberlo de forma más eficaz y que además actúa como un gran antioxidante.

 

Aceite de Oliva: El aceite de oliva es un aceite monoinsaturado muy rico en antioxidantes que nutren las células del cuerpo de tu can. Le aporta vitamina E, Omega 3 y grasas saludables. Su consumo moderado potencia el colesterol bueno en detrimento del colesterol malo, mejora y ayuda las articulaciones y músculos.

Linaza: es una gran fuente de fibra dietética, ácidos grasos poliinsaturados y fitoquímicos como los lignanos, Omega 3 a los cuales se les atribuyen efectos antioxidantes.

Avena: aporta muchos nutrientes, por ejemplo, vitamina B5, B9 o biotina. Pero también minerales como el hierro, zinc o manganeso. La avena también contiene proteínas y carbohidratos de lenta absorción, contiene mucha fibra, con lo cual ayuda a regular el tránsito intestinal del perro. Esto es ideal para perros que sufren estreñimiento, y también para perros gorditos, ya que aumenta la sensación de saciedad y rebaja la ansiedad por comer de nuevo.